Lipedema: causas y tratamiento

El lipedema es una afección crónica del tejido adiposo que afecta principalmente a las mujeres, caracterizada por una acumulación anormal de grasa en áreas específicas del cuerpo, como las piernas, los glúteos y los brazos. Hoy hablamos de él y su abordaje estético.

Causas del lipedema

Si bien sus causas precisas aún no están completamente esclarecidas, se ha evidenciado una predisposición genética, ya que es común que afecte a múltiples miembros de una misma familia. Además, se ha observado que los cambios hormonales, como los que ocurren durante la pubertad, el embarazo o la menopausia, pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo. Factores metabólicos también podrían influir en la acumulación anormal de grasa característica de este problema.

Efectos estéticos del lipedema

Sus efectos pueden ser significativos y afectar la calidad de vida de quienes lo padecen. La acumulación desproporcionada de grasa en áreas específicas del cuerpo puede resultar en una apariencia irregular y nodular. Esta alteración estética puede generar incomodidad y afectar la autoestima de las personas afectadas.

Tratamientos disponibles contra el lipedema

Para abordar sus efectos estéticos, se han desarrollado diversos tratamientos que buscan reducir la acumulación de grasa localizada y mejorar la apariencia de la piel. Entre los procedimientos más comúnmente utilizados se encuentran el tratamiento de grasa localizada, la carboxiterapia y la mesoterapia:

  • Tratamiento de grasa localizada: Este tratamiento consiste en la aplicación de diversas técnicas, como la criolipólisis o la radiofrecuencia, para reducir la acumulación de grasa en áreas específicas del cuerpo. La criolipólisis, por ejemplo, utiliza temperaturas frías para destruir selectivamente las células grasas, mientras que la radiofrecuencia emplea calor para estimular la producción de colágeno y mejorar la firmeza de la piel.
  • Carboxiterapia: La carboxiterapia implica la inyección de dióxido de carbono (CO₂) en los tejidos subcutáneos para mejorar la circulación sanguínea y promover la eliminación de grasas. Este procedimiento puede ayudar a reducir la acumulación de grasa localizada y mejorar la apariencia de la piel afectada por él.
  • Mesoterapia: La mesoterapia consiste en la administración de pequeñas dosis de sustancias lipolíticas, como la fosfatidilcolina, directamente en las capas superficiales de la piel. Estas sustancias ayudan a disolver y eliminar las células grasas, lo que puede resultar en una reducción de la grasa localizada y una mejora en la apariencia de la piel.

En conclusión, el lipedema es una afección crónica del tejido adiposo que puede tener efectos estéticos significativos en quienes lo padecen. Si bien sus causas aún no están completamente definidas, se ha observado una posible influencia genética, hormonal y metabólica en su desarrollo. Para abordar sus efectos estéticos, existen diversos tratamientos disponibles, como el tratamiento de grasa localizada, la carboxiterapia y la mesoterapia, que pueden ayudar a reducir la acumulación de grasa y mejorar la apariencia de la piel afectada.

Si quieres saber más o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

¿Necesitas asesoramiento o tienes dudas?
¡Contacta con nosotros!

Abrir chat
🌸 ¿Necesitas ayuda? 🌸
Medicina Estética Dra. Laura Sitú
Hola. 🌸 ¿En que te puedo ayudar?
Abrir chat
🌸 ¿Necesitas ayuda? 🌸
Medicina Estética Dra. Laura Sitú
Hola. 🌸 ¿En que te puedo ayudar?